Trastornos de aprendizaje y visión

Cada día más y más niños acuden a mi consulta con problemas de aprendizaje, algunos de ellos diagnosticados y otros no. Muchos de ellos con problemas de lecto-escritura, otros con problemas atencionales, pero, todos, absolutamente todos presentan problemas visuales en unas u otras áreas

Actualmente, existe mucha controversia sobre si los problemas visuales son la causa o no de los problemas de aprendizaje y mi opinión empírica en es rotundamente NO. La visión no es la causa, ya que todos los problemas de aprendizaje presentan una causa multifactorial pero, es bastante obvio (y la ciencia y mi experiencia clínica así lo demuestran) que la visión juega un papel muy importante en el aprendizaje del niño, ya que,  en torno a un 70-80% de la información que recibe nuestro cerebro tiene un componente visual.

Por ello, cuando trabajo en terapia visual con niños con problemas de aprendizaje, trabajando las habilidades visuales afectadas en cada caso, siempre se consigue, al menos una mejora en los síntomas y permite que el niño tenga más herramientas para poder adquirir conocimientos, continuar sus estudios y evitar así el fracaso escolar que tanto miedo nos da como padres. 

La problemática actual en torno a los diagnósticos de trastornos de aprendizaje es que se diagnostica sin haber realizado una evaluación visual completa (entrada y procesamiento) y aunque en algunos casos, las dificultades se mantienen (aunque en menor medida) pese a la intervención optométrica, en otros muchos casos, las dificultades desaparecen casi por completo. Lo cuál nos indica, y es lo que defendemos los optometristas especializados en terapia visual, que se debe tener en cuenta la visión antes de diagnosticar este tipo de trastornos.

En este artículo, comenzaremos explicando qué son los trastornos de aprendizaje, sus causas y cuáles son los trastornos de aprendizaje más comunes para, posteriormente, explicar las habilidades que necesita un niño para un correcto aprendizaje y el papel tan importante de la visión y la optometría (según la ciencia) en estos niños/as con problemas de aprendizaje.

1. ¿Qué son los trastornos de aprendizaje?

Son trastornos que afectan a  la lectura, la escritura, el cálculo y/o la atención, entre otros. Los Trastornos de aprendizaje condicionan que, niños con una escolarización adecuada y una inteligencia normal, presenten dificultades por no disponer de unos instrumentos óptimos para adquirirlos. Son los trastornos del neurodesarrollo más prevalentes en la población, afectando alrededor del 10% de la población en edad escolar. (Trastornos del aprendizaje)

Los trastornos de aprendizaje se consideran la primera causa de fracaso escolar y se han publicado cifras de prevalencia del 27% en países de idioma castellano.

Dentro de las habilidades que se pueden afectar con los problemas de aprendizaje, las habilidades de lectura han demostrado ser las más frecuentes y, también las más directamente relacionadas con el sistema visual. (Influencia del sistema visual en el aprendizaje del proceso de lectura)

2. ¿Cuales son las causas de los problemas de aprendizaje?

El aprendizaje es un proceso por el cual se incorpora o modifica una conducta y se logra un “entendimiento profundo». Obviamente, el actor principal de este proceso es el cerebro, el cual tiene las herramientas esenciales para ello. Esto conlleva a que el cerebro se modifique tanto funcional como morfológicamente con el aprendizaje, realizando nuevas redes de conexiones neuronales. Este proceso requiere de una integridad en el desarrollo motor, auditivo, lingüístico, cognitivo y por supuesto visual. Cualquier fallo en algunos o varios de estos sistemas puede dar lugar a problemas de aprendizaje. 

Por tanto, como vemos, la causa puede ser multifactorial y, aunque la visión es muy importante, también se necesita una evaluación de todos los demás sistemas encargados del aprendizaje para un abordaje óptimo. (Influencia del sistema visual en el aprendizaje del proceso de lectura)

En cuanto a los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de problemas de aprendizaje, factores ambientales durante la gestación o el nacimiento y adversidad social. 

Las personas con discapacidades de aprendizaje pueden experimentar exclusión social y acoso, mala imagen de sí mismos o bajo rendimiento. Por ello, es muy importante tanto la detección y el tratamiento precoz de las áreas afectadas, como  la coordinación entre la escuela, la familia y los diferentes especialistas que llevan a cabo el diagnóstico y la reeducación de dichas áreas. De todo ello dependerá el pronóstico a medio-largo plazo.  (Trastornos mentales y dificultades de aprendizaje en niños y adolescentes) (Trastornos del aprendizaje)

3. ¿Cuales son los trastornos de aprendizaje más comunes en niños?

Dislexia:

Es el trastorno del aprendizaje más prevalente. Es un trastorno específico del aprendizaje de la lectura de base neurobiológica (Fig. 1). Conlleva una dificultad inesperada para el aprendizaje de la lectura en un niño con inteligencia, motivación y escolarización adecuada. Implica dificultades en la velocidad y comprensión lectora, además de un dominio ortográfico deficiente con inversiones y confusiones en la direccionalidad de las letras y/o números.

Niño con dislexia
Figura 1. Niño con dislexia

La dislexia, como el resto de trastornos del aprendizaje, persiste a lo largo de toda la vida, aunque las dificultades pueden compensarse con un abordaje correcto y permitir a la persona afectada una lectura precisa para poder llegar al conocimiento por medio del lenguaje escrito. Pero siempre lo hará, sin embargo, de una forma menos automatizada. (Trastornos del aprendizaje)

Trastorno de déficit de atención/hiperactividad (TDAH):

Es un trastorno de origen neurobiológico, cuyos síntomas comienzan en la infancia y se caracteriza por la presencia de un exceso de actividad motriz (fig. 2), impulsividad y defecto de atención. El TDAH no es estrictamente un trastorno del aprendizaje pero se suele presentar conjuntamente con otros trastornos y este  déficit de atención suele empeorar el rendimiento y las dificultades propias de cada uno de los trastornos.

Niño con hiperactividad
Figura 2. Niño con hiperactividad

El TDAH se relaciona con el desarrollo anormal de las funciones ejecutivas y atencionales. Algunas de las dificultades académicas que suelen presentar los niños con TDAH son: ortografía, comprensión lectora,  Matemáticas (cálculo mental y resolución de problemas) o la expresión oral y escrita (organización temporal del discurso narrativo). (Trastornos del aprendizaje)

Dificultades en las habilidades visoespaciales y de coordinación motora:

Se han utilizado distintos nombres para agrupar a los niños con esta sintomatología. Términos como: trastorno del aprendizaje no verbal (TANV) o  DAMP (déficit de atención, motor y de percepción). Sin embargo, aunque ninguno de los términos citados ha sido totalmente aceptado, en la práctica clínica es muy frecuente ver niños con este tipo de dificultades.

Las dificultades en estos niños dependen de si están afectadas solamente la motricidad, las habilidades visoespaciales o ambas. Las principales dificultades son: torpeza motriz en deportes (nadar, montar en bici, botar la pelota etc), escuela (dibujar, recortar, colorear etc) o vida cotidiana (hacer lazo a los zapatos, vestirse etc.), mal manejo de la organización y distribución del espacio sobre el papel, colocación errónea de los números en las operaciones de matemáticas, limitaciones para reproducir y orientarse en los mapas o dificultad para copiar de la pizarra.(Trastornos del aprendizaje)

Apúntate a la Newsletter

Escribimos sobre Terapia Visual  y Optometría Comportamental. Suscríbete a la Newsletter y sé el primero en recibirlo y podrás contar con alguna sorpresa más 😉.

4. ¿Qué habilidades necesita un niño para un buen aprendizaje académico?

Williams y Shellenberger crearon en 1996 la Pirámide del Aprendizaje (fig. 3), donde explican cómo el procesamiento sensorial se encuentra relacionado con los procesos de aprendizaje del niño.

Figura 3. Pirámide del desarrollo. Fuente: www.desarrollovisual.org

Ellos demostraron cómo la organización de los procesos sensoriales van preparando al niño en cada uno de los niveles expuestos, iniciando desde su base hacia arriba. Los 7 sistemas sensoriales (gusto, olfato, auditivo, tacto, visión, propioceptivo y vestibular) constituyen la base para el desarrollo dividido en 4 niveles.

Este enfoque expone que una vez que todos los sentidos trabajan conjuntamente, el niño sería capaz de desarrollar sus habilidades para interactuar con el entorno, optimizando su potencial.

Si nos fijamos en la base de la pirámide, los sistemas táctiles, propioceptivo y vestibular son la base que sustenta todo lo demás. Estos 3 sistemas, son los más desarrollados al nacer y los que deben madurar adecuadamente para sostener el resto de habilidades.

A nivel motor, estos 3 sistemas, junto con el posterior desarrollo visual hacen que el niño vaya cumpliendo hitos motores de desarrollo y adquiera automatismos básicos y necesarios para el aprendizaje futuro como: la conciencia corporal, el equilibrio, la coordinación bilateral, el correcto desarrollo de la lateralidad (Lateralidad y visión ¿Qué realación hay?) etc. Sin estos automatismos motores bien establecidos, es muy difícil que un niño esté preparado para el aprendizaje académico, y así lo muestran muchos estudios (Motricidad en relación con los procesos lecto-escritores en 3º de primaria) (Estudio sobre motricidad, lectoescritura y aprendizaje)

A nivel visual, estos 3 sistemas son básicos para una fijación estable sobre la que se construirá posteriormente el resto de habilidades visuales más complejas (fig. 4) que se necesitan para un correcto aprendizaje académico.

Pirámide desarrollo visual
Figura 4. Pirámide del desarrollo visual

Por tanto, como podéis ver, desde el primer año de vida podemos actuar para prevenir futuros problemas de aprendizaje estimulando en cada etapa los sistemas y habilidades necesarias para su correcto desarrollo. Si queréis saber cómo hacerlo podéis leer estos post: «Problemas visuales infantiles de 0-5 años» y «Entrenamiento de habilidades visuales mediante juegos«

5. ¿Qué papel juega la visión en los problemas de aprendizaje?

Como vemos, los principales problemas de aprendizaje están relacionados con problemas de lectura, de atención o problemas motores y, aunque, en ninguno de los casos se puede atribuir la visión como la causa de estos trastornos de aprendizaje, si que está demostrado que en todos ellos, existen déficit de alguna o algunas habilidades visuales y que, trabajando dichas habilidades visuales mejoran muchas de las dificultades que muchos de estos niños presentan. 

Tal y como explico en el post «¿Qué es la visión?» Nosotros, los optometristas especializados en terapia visual tenemos claro que la visión no es únicamente ver un 100%. La visión en todo su conjunto (entrada, procesamiento y salida de la información visual) nos permite también movernos, coordinarnos, leer, escribir o prestar atención a los estímulos que más nos interesan entre otras muchas cosas.

Por ello, es bastante obvio, y así lo demuestra la ciencia, que mejorando las habilidades visuales afectadas en cada caso, mejorarán muchas dificultades que presentan los niños con problemas de aprendizaje, sin embargo, también hay que dejar claro que en ningún caso, solucionando el problema visual, solucionaremos el problema de aprendizaje. Pero sí que tendrán más herramientas para compensar dichas dificultades.

6. ¿Qué dice la ciencia sobre la relación entre visión y problemas de aprendizaje?

A continuación, expondré algunos ejemplos de estudios científicos, que relacionan la visión y los problemas de aprendizaje:

  1.  (Influencia del sistema visual en el aprendizaje del proceso de lectura): En este estudio, se especifican todas y cada una de las habilidades visuales implicadas en la lectura. Haciendo un resumen, para una lectura eficaz, se necesitan habilidades óptimas tanto de entrada visual (refracción, movimientos oculares, enfoque y coordinación entre ambos ojos) como de procesamiento de la información visual (desarrollo motor, habilidades de lateralidad y direccionalidad y habilidades de análisis visual como la discriminación visual, la memoria visual, el cierre visual etc) y dependiendo de las áreas afectadas los síntomas son muy diversos, algunos de ellos son:
  • Pérdidas de lugar al leer
  • Confunden palabras similares
  • Utilizan el dedo para leer
  • Confunden b-d o p-q
  • Inversión de letras o números (fig.5)
  • Sensación de que las letras se juntan o se mueven
  • Visión borrosa de lejos o cerca tras una lectura prolongada
problema de desarrollo es las inversiones
Figura 5. inversiones
  1. (Percepción de profundidad y estereoagudeza cercana: ¿está relacionada con el rendimiento académico en niños pequeños?): Este estudio relaciona significativamente una baja estereopsis (baja visión en profundidad) con un bajo rendimiento lector.
  1. (Movimientos sacádicos de los ojos en niños con síndrome de déficit de atención e hiperactividad); (Diferencias en los movimientos oculares y problemas de lectura en niños disléxicos y normales): Estos dos estudios ponen de manifiesto la relación significativa entre movimientos oculares imprecisos y TDAH o dislexia. 
  1. (Entrenamiento oculomotor computarizado en la dislexia): Este estudio concluye que el entrenamiento oculomotor puede ser efectivo en las habilidades de escritura, la lectura y varias habilidades cognitivas entre los niños disléxicos.
  1. (Trastornos coexistentes: ¿una posible clave para los déficits de percepción visual en niños con trastorno de coordinación del desarrollo?); (Habilidades de percepción visual en niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad: el papel mediador de las comorbilidades); (Relación del déficit de percepción visual y el deterioro motor en niños con trastorno de coordinación del desarrollo): Estos 3 estudios ponen de manifiesto la frecuencia de déficits de habilidades visoperceptuales o de desarrollo motor en trastornos de aprendizaje como el TDAH o trastornos de coordinación del desarrollo. 

Estos son solo algunos ejemplos de la multitud de estudios que avalan la filosofía de trabajo de los optometristas especializados en terapia visual y cómo abordamos este tipo de pacientes con problemas de aprendizaje. 

7. ¿Cómo puede ayudar la optometría y la terapia visual a niños/as con problemas de aprendizaje?

Como vemos, la visión influye en mayor o menor medida en el aprendizaje del niño y, aunque no sea la causa del trastorno del aprendizaje, la ciencia y la experiencia clínica pone de manifiesto que trabajando sobre las habilidades visuales afectadas, ayudamos a estos niños a mejorar muchas dificultades académicas y le damos herramientas para compensar su déficit.  

Por tanto, es de vital importancia en los problemas de aprendizaje, la evaluación de todas y cada una de las habilidades visuales (entrada y procesamiento de la información visual), ya que, si nos quedamos únicamente en la agudeza visual y la graduación, podemos pasar por alto problemas visuales que pueden explicar muchas de sus dificultades académicas e impedir el tratamiento de dichas habilidades que permita a estos niños llegar al conocimiento y avanzar en su vida académica. 

Ante un caso de problema de aprendizaje, nosotros, los optometristas especializados en terapia visual comenzamos realizando una evaluación de eficacia visual (agudeza visual, graduación, movimientos oculares, enfoque y coordinación entre ambos ojos) para terminar con una evaluación de las habilidades de procesamiento de la información visual que se lleva a cabo en el cerebro. Para esto último valoramos cómo el niño/a utiliza la información visual que le llega y la relaciona con otros sistemas como el sistema motor, el auditivo, la memoria etc. 

Toda esta evaluación tiene el fin de conocer cómo el niño/a recibe y procesa la información visual y si la visión está ayudando o interfiriendo en el rendimiento académico del niño/a. Y, en caso de encontrar habilidades visuales que estén interfiriendo, mediante diferentes herramientas optométricas, entre las que se encuentra la terapia visual, poder ayudar a desarrollarlas con el fin de dar al niño/a las máximas herramientas posibles para compensar sus dificultades.

¿Y tú? ¿has identificado a tu hijo en algunos de estos síntomas? ¿Sabías de la importancia de la visión en el aprendizaje? ¿Sabías lo que la optometría y la terapia visual puede ayudar en estos casos? ¿Tienes alguna duda sobre algún punto en concreto? Por favor, házmelo saber en los comentarios.

También puedes comentar y dejar tus impresiones en las redes sociales. No te cortes, estamos para mejorar y seguir creciendo.

Comparte tu opinión en las redes
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Whatsapp
Whatsapp
Email this to someone
email

Álvaro García de La Cruz

Optometrista y terapeuta visual, amante de su profesión y creador de este blog,  Ver Para Crecer, web para difundir  sobre Optometría, Visión, Terapia Visual y cómo a través de ella, se solucionan problemas visuales de niños y adultos. 

2 comentarios en «Trastornos de aprendizaje y visión»

Deja un comentario