Fatiga visual. El síndrome del siglo XXI

En estos años de pandemia mundial que llevamos sufriendo, en el que por desgracia, todos tenemos que pasar mas tiempo en casa, algunos teletrabajando, otros, buscando entretenimiento de alguna forma, la gran mayoría terminamos pasando delante de pantallas digitales o en visión cercana muchas mas horas de las que antes ya pasábamos.

Y son pocos los que se han parado a pensar en las consecuencias que eso puede acarrear en nuestras vidas y la de nuestros hijos/as. Por ello, hoy os vengo a hablar de la pandemia visual, de la que nadie habla y que la era digital y, estos años de pandemia mundial, está agudizando, EL SÍNDROME DE FATIGA VISUAL.

Comenzaré realizando una breve introducción sobre por qué cada vez hay mas gente sufriendo este síndrome, para después explicar qué es la fatiga visual, sus principales síntomas, consecuencias y las formas de prevenirlo y/o tratarlo.

1. Introducción: Tecnología y Astenopia

En las últimas décadas, la sociedad ha experimentado un gran cambio. La llegada de la era tecnológica, y con ella el uso generalizado de dispositivos electrónicos, ha revolucionado nuestro día a día tanto en el ámbito laboral, como en el académico y en el hogar. Es innegable que estos avances nos hacen, en muchos aspectos, la vida más fácil, ahorrándonos tiempo y permitiéndonos mayor eficiencia en el trabajo.

Sin embargo, la parte negativa, es que estos cambios en nuestra forma de vida también llevan al incremento de alteraciones y/o síntomas que anteriormente no existían o, al menos, no con la misma prevalencia.

El trabajo extendido con pantallas de visualización (ordenadores, móviles, tablets, videoconsolas etc.) en el ámbito laboral (Fig.1), académico o de ocio produce trastornos fundamentalmente visuales, pero también músculo-esqueléticos y/o psicológicos.(Trabajo prolongado con computadoras: consecuencias sobre la vista y la fatiga cervical) 

mujer con fatiga visual en el trabajo
Figura 1. Fatiga visual en el ámbito laboral

El trastorno visual más frecuente por el uso excesivo de la visión cercana (especialmente con pantallas) es el denominado “síndrome de fatiga visual” o “síndrome visual informático” , aunque, como veremos más adelante, otro de los problemas de este cambio en nuestro modelo de vida, es el aumento de la incidencia de la miopía, muchas veces producido como consecuencia de la fatiga y el estrés al que sometemos a nuestro sistema visual por un uso excesivo de la visión cercana. (Prevalencia y factores asociados a miopía en jóvenes)

Algunos estudios demuestran que las alteraciones visuales son el problema más frecuente entre usuarios de pantallas digitales, y parecen incrementarse con rapidez, ya que se ha estimado que el 90% de los trabajadores que utilizan el ordenador más de 3 horas al día los experimentan de alguna forma. (Síndrome visual informático: una revisión) 

El uso extendido de estos dispositivos cerca de nuestros ojos y las pantallas digitales en los centros de trabajo y educativos, hacen de la fatiga visual sea uno de los problemas más frecuentes en países desarrollados.(Prevalencia astenopía)

2. ¿Qué es el síndrome de fatiga visual?

El Síndrome de Fatiga Visual está reconocida por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dentro del grupo de enfermedades laborales .Se define como un conjunto de síntomas que van desde molestias oculares (picor, ardor, sequedad, lagrimeo, parpadeo, dolor ocular), trastornos visuales (visión borrosa, visión fragmentada y diplopía) y síntomas extra oculares (cefalea, vértigo, molestias cervicales, náuseas). (Síndrome de Fatiga ocular y su relación con el medio laboral)

Está demostrado que existen asociaciones entre el trabajo prolongado en visión próxima y síntomas como cansancio ocular (astenopía), trastornos de la acomodación (enfoque) y la coordinación entre ambos ojos (la foria y el poder de convergencia). (ESTUDIO DE LA FUNCION VISUAL EN EL TRABAJO CON COMPUTADORAS)

Hoy en día se realizan en el puesto de trabajo múltiples tareas, obligando a los trabajadores a permanecer de manera prolongada delante de dispositivos con pantalla, enfocando a diferentes a distancias de trabajo, con cambios en la acomodación y convergencia que dan lugar esfuerzos visuales intensos, causa fundamental del Síndrome de Fatiga visual. (Alteraciones oculares y visuales en personas que trabajan con ordenador y son usuarias de lentes de contacto: una revisión bibliográfica)

Lo mismo ocurre en el mundo educativo, las clases se han modernizado y cada día más se están digitalizando (Fig.2), obligando al sistema visual a trabajar bajo mayor estrés visual. Además, en el sistema educativo actual, los niños aprenden a leer y escribir antes que sus padres y abuelos, lo que hace que se les exija tareas que requieren habilidades visuales aún por desarrollar a ciertas edades, lo que puede acarrear como consecuencia síntomas de fatiga visual u otros problemas como los comentados en post anteriores (Problemas visuales infantiles de 0-5 años, Problemas visuales infantiles de 6-14 años y Ambliopía u «ojo vago)

profesora dando clase con ordenador
Figura 2. Clase digitalizada
Apúntate a la Newsletter

Escribimos sobre Terapia Visual  y Optometría Comportamental. Suscríbete a la Newsletter y sé el primero en recibirlo y podrás contar con alguna sorpresa más 😉.

3. Síntomas del síndrome de fatiga visual

Los síntomas de la fatiga visual son muy diversos y se pueden subdividir en 3: síntomas oculares, visuales (o de función visual) y síntomas no visuales.

Entre los síntomas oculares mas frecuentes se encuentran: 

  • Picor
  • Ardor
  • Lagrimeo
  • Sequedad
  • Dolor ocular
  • Parpadeo excesivo. 

La mayoría de estos síntomas están relacionados con la demostrada disminución de la frecuencia de parpadeo cuando trabajamos con dispositivos digitales que produce que nuestra lágrima no se renueve y reparta por toda nuestra superficie ocular con la frecuencia adecuada. (Mirar la realidad versus mirar pantallas: efectos de la profesionalización de los medios en la tasa de parpadeo espontáneo)

Por ello, como veremos al final de este artículo, una de las normas de higiene visual es la posición de la pantalla levemente por debajo de la línea de visión (Fig. 3) para disminuir la evaporación de la lágrima por la disminución del parpadeo, al estar el párpado cubriendo parcialmente la córnea en dicha posición de mirada. Además, en posición inferior también se favorece la convergencia permitiendo un mayor confort visual.

Postura adecuada frente a pc
Figura 3. Posición correcta del PC

Entre los síntomas visuales más frecuentes se encuentran los síntomas típicos de problemas de enfoque o de coordinación entre ambos ojos que se producen como consecuencia del estrés visual.

Los más comunes son los siguientes:

  • Visión borrosa de cerca y/o lejos tras tareas prolongadas en visión cercana.
  • Visión doble en cerca o sensación de que las letras “se mueven” o “se juntan” al leer (fig.4).
  • Sensación de fatiga o incomodidad visual tras tareas prolongadas en visión cercana.
Problemas visuales infantiles niños: letras se mueven
Figura 4. sensación de que las letras “se mueven” o “se juntan” al leer

Por último, entre los síntomas extraoculares, algunos son consecuencia de problemas de función visual (enfoque o coordinación entre ambos ojos) ya que, como sabemos, la visión influye en la postura (El papel de la visión en la estrategia postural evaluado en pacientes afectos de nistagmo congénito como modelo experimental).

Los síntomas más frecuentes son:

  • Dolor de cabeza
  • Vértigos
  • Molestias cervicales (Fig. 5) 
  • Náuseas.
Dolor cervical uno de la consecuencia de fatiga visual
Figura 5. Dolor cervical

4. Consecuencias de la fatiga visual 

Al igual que hemos subdividido los síntomas en 3 categorías, cada categoría de síntomas tendrá una consecuencia diferente. 

A nivel ocular, la disminución en la frecuencia del parpadeo provoca la evaporación de la lágrima e impide que se mantenga la humedad necesaria en la superficie ocular, provocando síntomas y signos del denominado “síndrome de ojo seco” (Fig. 6). Además, la lágrima contiene proteínas, enzimas e inmunoglobulinas que, cuando disminuyen, pueden dar lugar a determinadas enfermedades e infecciones oculares. (Síndrome del ojo seco. Factores de riesgo laboral, valoración y prevención)

Instilación de agua en ojo seco
Figura 6. Instilación de lágrima artificial en ojo seco

A nivel de función visual, la consecuencia más habitual del estrés visual prolongado en el tiempo es la aparición o aumento de miopía. Algunos estudios relacionan el uso de pantallas durante más de 30 h/semana con el incremento del riesgo de desarrollo o progresión de la miopía.

Aunque no solo las pantallas aumentan el riesgo de miopía, ya que otros estudios también relacionan el tiempo dedicado a la lectura y escritura con la progresión de miopía. Esto podría estar relacionado con cambios en el enfoque y/o la coordinación entre ambos ojos producido por el estrés prolongado en visión próxima. (Prevalencia y factores asociados a miopía en jóvenes)

No obstante, es muy importante la evaluación por un optometrista experto en binocularidad para detectar cuando esa miopía es real o es consecuencia de un estrés del sistema de enfoque,  y poner así las medidas oportunas para solventar el problema. Ya que, de lo contrario, la miopía se establecerá y progresará con el tiempo.

Por último, a nivel extra ocular, hay estudios que relacionan directamente la fatiga visual y el uso extendido de pantallas digitales con trastornos músculos-esqueléticos que pueden producir limitaciones en la movilidad de cuello y espalda como problemas principales.(Trabajo prolongado con computadoras: consecuencias sobre la vista y la fatiga cervical) 

5. Tratamiento y prevención del síndrome de fatiga visual

La mejor opción para evitar los síntomas de la fatiga visual siempre es la prevención. Tomar medidas de higiene visual ayudará a nuestro sistema visual a estar más relajado y evitará el estrés visual de mantener el enfoque y la convergencia en visión próxima durante largos periodos de tiempo.

Las principales medidas de higiene visual son las siguientes:

1.- Sentarse correctamente (Fig. 7): pies apoyados en el suelo y espalda derecha.

Posición correcta para evitar fatiga visual
Figura 7. Posición correcta para trabajar con PC

2.- Los muebles deben ser apropiados: la silla debe ser regulable en altura y la mesa de trabajo debe estar en un plano inclinado de unos 15º a 20º.

3. – Borde superior del monitor debe estar a la altura de los ojos o levemente inferior.

4.- La iluminación (Fig.8) es muy importante: hay que estudiar con una iluminación en el techo y otra directamente sobre el plano de trabajo, que no dé directamente en los ojos, que no deslumbre y que no haga sombra al escribir. Colocar el flexo a la izquierda si la persona es diestra y viceversa.

iluminación adecuada para evitar fatiga visual
Figura 8. Iluminación adecuada para trabajar con pantallas

5.- La distancia de lectura no tiene que ser demasiado corta. La distancia ideal es, aproximadamente, del codo hasta la primera falange del dedo.

6.- Se debe situar la mesa de trabajo, a ser posible, delante de una ventana (Fig.9) para poder mirar a lo lejos cada cierto tiempo.

ordenador delante de la ventana
Figura 9. Ordenador delante de ventana

7.- Interrumpir la actividad visual prolongada en visión próxima, siguiendo, dentro de lo posible, la regla 20-20-20: Cada 20 minutos, 20 segundos mirando a 20 pies (6 metros). Es decir, cada cierto tiempo (no más de 1h), enfocar algo (una matrícula de un coche, un cartel etc.) en visión lejana a través de la ventana, balcón o saliendo a la calle. Esto ayudará a nuestro enfoque a relajarse. 

8.- En cuanto a la TV y móvil: se deben evitar brillos, nunca se debe ver con la luz de la habitación apagada (Fig. 10), demasiado cerca ni tumbado en el suelo.

Madre e hija viendo el móvil con la luz de la habitación apagada
Figura 10. Madre e hija viendo el móvil con la luz de la habitación apagada

9.- La dieta alimenticia debe ser rica en vitamina A (leche, zanahorias, ciruelas, yema de huevo…), verduras, fruta y suficiente agua.

10.- Son recomendables las salidas al campo, a espacios libres o abiertos. Además, los últimos estudios afirman que mas tiempo de actividades al aire libre disminuye considerablemente las posibilidades de desarrollar o aumentar la miopía. (Prevalencia y factores asociados a miopía en jóvenes)

No obstante, si ya hemos comenzado con síntomas típicos de fatiga visual, siempre debemos acudir a un profesional de la visión para que evalúe el estado de nuestro sistema visual. 

En estos casos es importante acudir a profesionales especializados en evaluar la función visual (coordinación entre ambos ojos, enfoque, movimientos oculares etc.) como es el caso de los optometristas especializados en terapia visual, ya que, en el caso de que el problema sea de función visual, ellos podrán solventar el problema de la mejor manera con distintas herramientas (lentes convencionales, lentes o prismas de rendimiento para disminuir el estrés visual y/o terapia visual para aprender a controlar nuestro sistema visual) y, a la vez, evitar un posible desarrollo y aumento de miopía. 

Si por el contrario el problema fuera ocular (picor, escozor, ojo seco, etc.) o hubiera algún síntoma músculo-esquelético asociado, el optometrista podrá derivar al profesional encargado de la salud ocular (oftalmólogo) o al fisioterapeuta  para que le proporcione el tratamiento adecuado. 

¿Y tú? ¿Te sientes dientificado con algunos de estos síntomas? ¿Sabías todos los problemas visuales que puede causar el mundo digital en el que vivimos? ¿Sabías cómo prevenirlos? ¿Tienes alguna duda sobre algún punto en concreto? Por favor, házmelo saber en los comentarios.

También puedes comentar y dejar tus impresiones en las redes sociales. No te cortes, estamos para mejorar y seguir creciendo.

Comparte tu opinión en las redes
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Álvaro García de La Cruz

Optometrista y terapeuta visual, amante de su profesión y creador de este blog,  Ver Para Crecer, web para difundir  sobre Optometría, Visión, Terapia Visual y cómo a través de ella, se solucionan problemas visuales de niños y adultos. 

Deja un comentario